HISTORIA Biblián, conocido como el “Cantón Verde del Austro Ecuatoriano”, es un lugar lleno de encanto que cuenta con numerosos parajes naturales y espléndidos monumentos, así como con una rica cultura artesanal y gastronómica. Fue elevado a la categoría de cantón el 1 de agosto de 1944 y actualmente está conformado por una parroquia urbana “Biblián” y cuatro rurales: Sageo, Nazón Jerusalén y Turupamba. Su clima oscila entre los 14 a 16 °C y su altura promedio es de 2600 msnm. Su economía está basada en la ganadería, agricultura, remesas de sus migrantes y artesanías especialmente en la confección de sombreros de paja toquilla.
TURISMO BIBLIÁN Biblián, un terruño con encanto y tradición lo espera con su paisaje de altas montañas y verdes prados donde su patrimonio cultural y natural es el principal motivo para que nuestros visitantes lo escojan como su destino. En la colina del Zhalao se encuentra emplazado el Santuario de la Virgen del Rocío, considerado como uno de los templos más hermosos del país, declarado “Patrimonio Cultural del Estado” en 2007, nuestro su principal atractivo visitado por miles de turistas durante todo el año. La sangrienta batalla entre patriotas y realistas ocurrida en 1820 desarrollada en la colina de Verdeloma, le ubica a nuestro cantón en un sitial muy importante en la historia del Ecuador; en dicho lugar se levantó un obelisco donde la vista panorámica hace de él un lugar lleno de paz y belleza natural. A cinco minutos del centro cantonal, se encuentra la parroquia rural de Nazón, cuyo principal atractivo son las playas que se forman a las orillas del río Burgay, para el disfrute de gratos momentos de encuentro familiar. Los parques lineales, ubicados en los márgenes del río y dotados de infraestructuras para la diversión de jóvenes y adultos son una buena opción para los visitantes. La elaboración del sombrero de paja toquilla hoy en día considerado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, es un que oficio perdura en la sabiduría ancestral sobre todo de las mujeres de los sectores rurales de Biblián, quienes elaboran además coloridos bolsos, juguetería, delicados artículos decorativos y del hogar lo que significará un hermoso recuerdo para aquellos y aquellas que nos visiten. La ubicación de nuestro cantón ha permitido que goce de una gran biodiversidad y belleza paisajista lo que ha dado lugar a que se implemente proyectos de turismo de aventura y comunitario como la hacienda “María Luisa”, ubicada en el sector de Cachi Galuay, Tushin Burgay en la parroquia Jerusalén y el proyecto de Charón Ventanas donde los visitantes pueden realizar senderismo, observación de flora y fauna y conocer las costumbres y tradiciones de la población local. Para que la visita a Biblián sea completamente placentera, a lo largo de la vía panamericana norte, se puede disfrutar de la deliciosa gastronomía típica, un toque de sabor y tradición para el turista.
Este pueblo pequeño pero hermoso tiene una historia milenaria enriquecida por sus tradiciones, gestas heroicas y cívicas de sus habitantes y con una profunda religiosidad, haciendo de éste rincón de la patria una tierra con un amplio abanico de expresiones culturales y festividades que van desde lo sacro a lo pagano. Fechas de Festividades 20 de enero: Entronización de la virgen del Rocío Carnaval: Fecha rotativa Febrero –Marzo 19 de marzo: Fiesta de Su santo Patrono San José Semana Santa: Fecha rotativa marzo-abril 1 agosto: Cantonización 8 de septiembre: Festividad de la Virgen del Rocío 20 de Diciembre: Batalla de Verdeloma
Si le gusta comer bien, el cantón Biblián dispone de una variada y rica gastronomía; a lo largo de la panamericana norte Km1 usted podrá disfrutar de las deliciosas cascaritas, plato tradicional apetecido por propios y extraños, que consiste en dorar el cuero del chancho, rebanarlo con un cuchillo y servirlo con mote, sal y ají al gusto. Además en el sector usted podrá disfrutar de sancocho, fritada, los deliciosos quesos, manjar de leche, humitas, chiviles y una variedad de bocadillos y bebidas tradicionales, una parada obligatoria para el visitante y que deleitará sus paladares con sabor a tradición.
: